enero 13, 2022

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

La Justicia de la Comunidad Valenciana aprueba el toque de queda en 32 municipios y la limitación de reuniones en todo el territorio | Comunidad valenciana

La Justicia de la Comunidad Valenciana aprueba el toque de queda en 32 municipios y la limitación de reuniones en todo el territorio |  Comunidad valenciana

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha decidido respaldar las medidas impulsadas por la Generalitat para dictar toque de queda en los municipios con mayor incidencia de contagios y limitar las tertulias a diez personas, tanto en público y en el ámbito privado. El tribunal tomó su decisión después de que el fiscal no se opuso a las restricciones. Así, una vez más, el Consell ha obtenido el aval de sus medidas porque, como resulta, son «equilibradas» y respetan el juicio de «proporcionalidad». En total, serán 32 municipios con más de 5.000 habitantes en los que se podrá aplicar el toque de queda entre 1 y 6 horas. La ordenanza, que cuenta con voto disidente y accionable, hace referencia a la expansión de la variante Delta del coronavirus, el crecimiento exponencial de contagios, el aumento de hospitalizaciones y la «situación cercana al colapso que ya se está produciendo en los centros de atención primaria». La Sala considera que las medidas traen «más beneficios al interés general -contención de la pandemia- que daños a otros bienes o valores en conflicto», en cumplimiento del «juicio constitucional de proporcionalidad».

Los municipios en los que habrá toque de queda, a petición de la Generalitat, son, en la provincia de Alicante: Sant Vicent del Raspeig; en la provincia de Castellón: Benicàssim; y en la provincia de Valencia: Alaquàs, Alboraia, Aldaia, Almàssera, Benaguasil, Benetússer, Benifaió, Bunyol, Burjassot, Catarroja, El Puig, Gandía, L’Eliana, Meliana, Mislata, Moncada, Paterna, Picanya, Picassent, Puçol, Quart de Poblet, Requena, Riba-roja de Túria, Sedaví, Silla, Tavernes Blanques, Utiel, Valencia, Vilamarxant y Xirivella.

“La experiencia práctica que tenemos ahora y se evidencia en las justificaciones subyacentes es que medidas más laxas que las aquí consideradas no han funcionado adecuadamente en relación al obvio objetivo perseguido”, incluye la decisión judicial que considera que la Ley de Salud Pública contiene suficiente cobertura regulatoria para aprobar las medidas. «Son medidas necesarias y adecuadas», dice el TSJCV, para frenar la propagación del virus porque «atañen al marco de las relaciones sociales y la vida nocturna no regulada», que son las principales causas de contagio.

El Gobierno valenciano decidió, el pasado jueves, dar un paso atrás en la desescalada y reforzar las medidas de protección frente al virus ante el aumento del número de contagios, que alcanzó los niveles más altos no registrados desde febrero pasado. La incidencia acumulada en la comunidad es de 262,98 casos por 100.000 habitantes, cuando durante semanas no ha superado las tasas de unas 50 infecciones.

Además de estas dos medidas, que limitan la movilidad y el derecho de reunión y, por tanto, deben ser autorizadas por los juzgados, el Consell ha decidido volver a cerrar la vida nocturna, cuando solo llevaba una semana abierta, y anticiparse a la mitad. una hora .Horarios de cierre de la actividad hotelera.

Más información

Uno de los puntos contra los que pretende luchar el Ejecutivo valenciano es la botella. Por ello, el Consell pidió a la Policía «máxima vigilancia» y control en los espacios donde los jóvenes suelen reunirse para beber. Además, se ha modificado la normativa sobre sanciones y la práctica del consumo de bebidas alcohólicas en botella se ha convertido en un delito grave, mientras que el plazo de venta de alcohol se ha adelantado de las 22:00 a las 20:00 horas.