abril 16, 2024

Una nueva técnica crea organismos en miniatura y clasifica las propiedades éticas de los organoides

Una de las grandes revoluciones científicas de los últimos años ha sido, sin lugar a duda, la creación de ‘órganos en miniatura’, cada vez más sofisticados, en los laboratorios. Como, por ejemplo, minicerebros para estudiar el impacto de ciertas enfermedades, miniriñones para testar fármacos o minicorazones para analizar el desarrollo de este órgano. En muchos de estos casos, estas estructuras fueron creadas a partir de células madre derivadas de embriones abortados. Y esto, a su vez, acabó suscitando varios debates bioéticos sobre el uso de este material, sus implicaciones y, sobre todo, los límites de las investigaciones científicas. Ahora, según anuncia la revista ‘Nature Medicine’, un equipo internacional de investigadores ha logrado desarrollar una técnica para desarrollar organoides esquivando el gran galimatías ético de sus predecesoras.