diciembre 3, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Aprender a desaprender un continente de la clase | África no es un país | Planeta futuro

Aprender a desaprender un continente de la clase |  África no es un país |  Planeta futuro
Exposición de
Exposición de Jurado de Ángeles

Más información

Pateras, niños desnutridos, guerras incomprensibles y pobreza. El retrato del continente africano que los medios de comunicación han incrustado, noticia tras noticia, en nuestra conciencia colectiva también ha penetrado en la mente de los más jóvenes. Los bachilleres canarios, geográficamente africanos pero con el corazón vuelto hacia otras realidades, no escapan a la moda: para ellos África es un todo uniforme y terrible, un nombre con connotaciones trágicas, miseria y guerra, paisajes áridos y áridos, atraso, determinismo y vulnerabilidad.

Esta fue la desalentadora conclusión a la que llegaron hace casi una década dos profesores de geografía de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Ignacio Nadal (Las Palmas de Gran Canaria, 1952) y Ezequiel Guerra (Las Palmas de Gran Canaria, 1956), y que confirmaron con el trabajo de campo realizado en los centros educativos del archipiélago. Nadal y Guerra se interesaron primero por la percepción de África entre sus estudiantes universitarios y luego entre los estudiantes de bachillerato para comprobar que el archipiélago canario vive realmente de espaldas al continente al que pertenece.

Al rosario de clichés y desgracias reproducidas por los medios de comunicación se sumó la omisión de los libros de texto, que debían mostrar una imagen plural, equilibrada y real del continente, pero que reproducían la misma imagen hasta la última década del siglo. a El contenido africano se eliminó después de 1990, tras la entrada en vigor del Logse.

Tras estos descubrimientos, Nadal y Guerra lanzaron el proyecto Enseñando África, desarrollado a través de la colaboración entre Casa África, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y el Gobierno de Canarias, con el apoyo de la Fundación Ramón Areces y la Fundación Universidad de Las Palmas (FULP). El resultado final de más de cuatro años de trabajo intenso es una unidad didáctica para que los profesores puedan introducir contenido africano en diversas materias del plan de estudios.

Un producto elaborado con cariño y rigor por un equipo de consultores españoles y africanos, profesores de secundaria de Canarias y Senegal y profesores de la Universidad Cheick Anta Diop de Dakar, la Universidad Abdelmalek Essaadi de Tetuán y la Universidad Eduardo Mondlane de Maputo. (Mozambique) y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Canarias es la primera (y única) comunidad autónoma en disponer de este material en sus centros desde el curso 2013-2014. Desde 2016, el proyecto también cuenta con el apoyo del Cabildo de Gran Canaria, a través del Servicio de Solidaridad Internacional. Además, ha superado las barreras entre los ciclos y los centros educativos y ha llegado a las cárceles, la educación de adultos y los centros de educación primaria e infantil. Pero no puede salir de las fronteras canarias, aunque ha despertado el interés de otras comunidades autónomas y educativas.

El Ministerio de Educación ha anunciado que este curso, golpeado por la pandemia, ha involucrado a una cincuentena de centros de las islas en el proyecto, a través de medio millar de profesores y llegando a unos 30.000 alumnos. El pasado mes de mayo se organizó la clausura oficial del curso, en un evento mixto, presencial y virtual, que se celebró simultáneamente en la sede de Casa África en Las Palmas de Gran Canaria, en el Instituto Cervantes de Dakar y en unos veinte escuelas en las islas. Una exposición con los trabajos de los alumnos que participan en el proyecto permanece abierta en Casa África hasta finales de este año.

Además de máscaras, cómics, murales o maquetas de edificios como la Basílica de Nuestra Señora de la Paz en Costa de Marfil, se muestran vídeos y proyectos interesantes como el intercambio de alumnos canarios y senegaleses. El espíritu imperante es resaltar lo cotidiano, lo diferente y lo positivo, sin negar las sombras y los desafíos.

La presidenta de la Fundación Mujeres por África, María Teresa Fernández de la Vega, participó en el acto inaugural de esta exposición, destacando el carácter ejemplar del proyecto y la necesidad de cambiar las narrativas en el continente africano. Los actuales coordinadores de Enseñar África, Ezequiel Guerra y Beatriz Andreu, se enfocaron en enfatizar la urgencia de combatir el racismo, la xenofobia y las patrañas con conocimiento y en promover la interculturalidad para romper con el discurso de odio y construir un futuro común. . Durante este curso participaron de la tarea estudiantes de la ciudad de Arguineguín, lamentablemente en los medios de comunicación por la crisis migratoria que presenciaron, y la empatía, la cultura y el diálogo se opusieron a las manifestaciones, propaganda y enfrentamientos.

Jurado de Ángeles Es técnico de comunicaciones en Casa frica.

Puedes seguir ÁFRICA NO ES UN PAÍS en Gorjeo y Facebook.