noviembre 29, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Cumbre Vieja: Volcán La Palma aumenta explosividad y caída de cenizas | Sociedad

Cumbre Vieja: Volcán La Palma aumenta explosividad y caída de cenizas |  Sociedad

El volcán Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, no solo mantiene la misma ferocidad tras la llegada de la lava al mar, sino que en las últimas horas ha aumentado su explosividad y lluvia de cenizas, según Fuentes del National Geographic Institute confirmadas (IGN). Advierten que se están generando explosiones en el lado norte del cono principal. Esta nueva situación podría provocar colapsos en el cono a corto plazo, lo que está dentro de las predicciones de los científicos desplazados en la isla. En este sentido, la vulcanóloga del Instituto Geográfico Nacional María José Blanco explicó este jueves en rueda de prensa que la morfología del cono «ha cambiado y podría seguir cambiando».

El Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca) no ve, de hecho, evidencias de que «la dinámica del proceso eruptivo sea estable», como advirtió este miércoles. Por ello, se mantienen las zonas de exclusión marítima y terrestre y la evacuación de vecinos.

DVD 1074 (29-09-21) Delta formado por la lava que sube al mar frente a la costa de Tazacorte, en La Palma.  Foto Samuel Sánchez

«No es un río»: la lava puede dispersarse en otras direcciones incluso si ahora desemboca en el mar

Mientras tanto, la erupción continúa aumentando la superficie de la isla. “El arroyo que ha llegado al mar mantiene un fuerte caudal continuo en forma de cascada”, explicó Blanco. Así, la boca de lava en la que fuera playa Guirre se extiende ahora a 17,2 hectáreas, que ha crecido tres veces respecto a las cifras oficiales del martes al mediodía. Es un área tan vasta que la Mezquita de Córdoba se coloca en la cima ocho veces (2,3 hectáreas). La profundidad de la lava vertida al mar alcanza ya los 24 metros, según los datos del Plan Especial de Protección Civil y Primeros Auxilios por riesgo volcánico en Canarias (Pevolca). El resto de lavados están prácticamente inactivos.

Últimas estimaciones lanzado por el satélite Copernicus, de la Unión Europea (datan de este miércoles), calculan la superficie destruida en el suelo y recuperada al mar en 338,3 hectáreas y la cubierta de ceniza, en 1.752,8. Hasta ahora, 981 edificios han sido afectados por el magma, de los cuales 855 han sido destruidos. Además, se han afectado 29,8 kilómetros de carreteras y 27,4 kilómetros ya están completamente enterrados por lava.

Los dos portavoces de Pevolca, la propia María José Blanco y su director técnico, Rubén Fernández, han mostrado cierta preocupación por la calidad del aire. En las últimas horas se han detectado niveles muy elevados de dióxido de azufre y sulfuro de nitrógeno que, en algunos momentos puntuales, han superado los límites habituales. Blanco ha aclarado, eso sí, que esta circunstancia no implica superar los niveles máximos que son perjudiciales para la salud.

Tanto Fernández como Blanco han pedido a la población de Tazacorte que evite en la medida de lo posible estar en la calle y que si lo hacen, tengan mucho cuidado con el uso de máscaras FFP2. Los vientos pronosticados tampoco son propicios para la calidad del aire, según Blanco. Por ello, por ahora se mantendrá el confinamiento de las localidades de San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa. «Estas medidas se mantendrán hasta que se pueda verificar que los niveles son los adecuados», explicó Fernández.

Bajo tierra, los terremotos continúan: “La sismicidad continúa ubicándose, principalmente, cerca [donde la hubo] los primeros días, a profundidades superiores a los 10 kilómetros. En las últimas horas se han producido unos diez terremotos. El más fuerte de todos alcanzó una intensidad de 3, perceptible para la población. Muchos de los terremotos ocurren en el centro eruptivo.

Lava que emerge de la erupción volcánica de la Cumbre Vieja en la isla canaria de La Palma.
Lava que emerge de la erupción volcánica de la Cumbre Vieja en la isla canaria de La Palma.Miguel Calero / EFE

Evolución de la ropa

La lava avanza a dos metros por hora [hace días avanzaba a 700 en el mismo periodo de tiempo], según ha explicado la ministra de Ciencia, Diana Morant, en una entrevista con Antena 3. Sin embargo, la evolución de la lavandería sigue sin estar clara. La salida al mar se realiza en el mismo punto en el que se contactó a la medianoche del miércoles, pero no se descarta que tomará una nueva ruta. «Hacer predicciones a largo plazo en un caso como este es difícil», dijo.

El vulcanólogo Ramón Casillas, miembro del comité científico del plan de emergencias y catedrático de la Universidad de La Laguna, explicó, de hecho, que se trata de un concepto «un tanto mitológico», la idea de que ahora la lava se mantendrá estable en ese el camino. «No tiene por qué ser así, la ropa puede fluir a otros lugares y salir de ese canal», dice. “Es cierto que el flujo principal está ahí, pero hay otros lugares donde la lavandería sigue moviéndose”, agrega.

Por otro lado, las autoridades tratan de hacer la vida lo más fácil posible a los afectados. Este jueves se autorizó el regreso de algunos vecinos para la recogida de efectos personales, siempre fuera del perímetro de exclusión de 2,5 kilómetros. Asimismo, se permite el acceso de aspersores a las fincas de El Remo, Puerto Naos y Las Hoyas para las actividades de riego y para la cosecha de banano y piña.