febrero 9, 2023

Top Citio Noticias

Noticias internacionales – deportes, salud, economía, política y mucho más…

papel principal en solitario de Jon Rahm en Tiger Woods | deportados

El nuevo año comenzó para Jon Rahm con un oro. El Athletic le nombró el primer embajador en su 125 aniversario, un reconocimiento que al golfista vasco le llenó de orgullo y que pronto unió a su primer triunfo del curso, la victoria el 8 de enero en el Sentry Tournament of Champions, el Torneo de los campeones, con una epica remontada de hasta nueve golpes en la última ronda ante Collin Morikawa. Era el tercer bingo de Rahm en los cinco últimos torneos que disputó: ganó también en el Open de España y el DP World Tour, fue cuarto en la CJ Cup y octavo en el Hero World Challenge.

La brillante racha tiene una estadística que refleja la gran regularidad de Rahm en la élite. El vasco ha jugado 154 torneos puntuables para el ránking mundial y ha vencido un 17, un 11% de triunfos, un listón que en golf es altísimo. De hecho, solo Tiger Woods le supera en este apartado, con un 22% de victorias (93 en 421 citas), mientras que el norirlandés Rory McIlroy, actual número uno del mundo, est tercero con un 8.3% (31 de 372). El mismo podio se repite exactamente en el pórtico de puestos entre los tres primeros de un torneo, los cinco primeros y los 10 primeros.

«Siempre tengo mucha confianza en mí mismo», responde Rahm a EL PAÍS, este miércoles pendiente de una charla con varios medios organizada por el circuito americano (PGA Tour), previa a la celebración esta semana del American Express. «Me gustaría ver en qué porcentaje estaba Tiger a mi edad [28 años]. En su carrera llegó incluso tiene un 33%, que es increíble”. El Tigre había disputado 161 torneos cuando tenía 28 años (ahora tiene 47), de los que levantó 44: un superlativo 27.3% de éxitos.

Después de un 2021 de fábula coronado con su primer grande, el US Open, y tras un 2022 sin los diez mejores en los grandes (27º en el Masters, 48º en el PGA, 12º en el US Open y 34º en el Open Británico), Rahm ganó este año con el foco puesto en el Grand Slam y en la Ryder. “Me da igual el grande que venga”, cuenta el vasco; “Tengo cierto conflicto interno con el tema. Me encantaría ser el cuarto español con el Masters [tras Seve, Olazabal y Sergio García], pero también ser el primero con el PGA. Quiero darme opciones un domingo, pero Rafa Nadal nos tiene mal acostumbrados ganando 22 grandes. Esto no pasa en el golf”.

Sobre el Ryder, Rahm lamentó que el conflicto entre la PGA y la exclusiva liga saudita del torneo de septiembre próximo en Roma a Sergio García, aliado de LIV Golf. «El Ryder no es el PGA Tour contra LIV, el Europa contra Estados Unidos, y tengo la suerte de que cada equipo tendrá los mejores jugadores. Me encantaría volver a jugar con Sergio. Que nos pongan siempre juntos y vamos de cabeza los dos , pero eso ya no está en mis manos.

El número cuatro del mundo, tras McIlroy, Scheffler y Cameron Smith (otra estrella de la liga saudi), ha comenzado el curso con «sensaciones muy buenas y con una confianza en el swing que ha hecho que era más fluido que en meses anteriores» . Su exposición en las retransmisiones de la televisión estadounidense, sin embargo, no están en consonancia con su brillo en el campo. «Es porque no soy americano», razón Rahm. «Hay cierta lista. Rory, Justin Thomas, Jordan Spieth… que son como mimados por el tour, y en los últimos cuatro o cinco años el único qu’ha jugado como yo ha sido Rory. En el Sentry no me sacarían por la televisión hasta el hoyo 12 o 13… Mi trabajo es ganar, y si gano no les quedará otra que sacarme”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook allá Gorjeoo apuntarte aqui para recibir boletín semanal.