junio 22, 2024

A los 77 años, murió el cineasta británico Terence Davies

El cineasta británico Terence Davies, más conocido por un par de efusivas y poderosas películas inspiradas en su niñez en el Liverpool de la posguerra, murió a los 77 años.

El manager de Davies, John Taylor, dijo que el director murió el sábado “pacíficamente en su casa mientras dormía” después de una breve enfermedad, de la que no dio detalles.

Criado en una gran familia católica de clase trabajadora en el puerto inglés, Davies -nacido en Liverpool en 1945- fue dependiente en una oficina de envíos y contador en una firma de contabilidad antes de inscribirse en una escuela de arte dramático en la ciudad de Coventry y, luego, en la Escuela Nacional de Cine.

Después de hacer varios cortos, Davies hizo su debut como escritor-director en 1988 con Distant Voices, Still Lives, un collage de sueños -en ocasiones pesadillas- que evocaba una niñez de pobreza y violencia aligerada por la música y la magia del cine. El filme -presentado en varios países como Voces distantesganó el Premio de la Crítica Internacional Cannes en 1988 y, en 2002, críticos de cine británicos la votaron como la novena mejor película de los últimos 25 años.

Terence Davies y el actor británico Tom Hiddleston en San Sebastián, tras la proyección de "The Deep Blue Sea".Terence Davies y el actor británico Tom Hiddleston en San Sebastián, tras la proyección de «The Deep Blue Sea».

Davies realizó una suerte de secuela de ese relato en 1992 con otra película autobiográfica, The Long Day Closes, y después regresó a Liverpool con Of Time and the City, un documental de 2008.

Michael Koresky, autor de un libro sobre Davies, dijo que las dos participaciones autobiográficas del director “son melancólicas, en ocasiones desgarradoras, y también son indescriptiblemente hermosas, dos de las grandes obras en la historia del cine”.

“Se puede decir que ni siquiera tiene imitadores; nadie se atrevería”, escribió Koresky en el sitio web del Instituto de Cine Británico.

De las películas autobiográficas al cine popular

Las películas autobiográficas abrieron las puertas a presupuestos más grandes y películas más populares que también mostraban el distintivo lirismo de Davies y con frecuencia se desarrollaban en el siglo XIX o principios del siglo XX.

Su película de 1995 The Neon Bible se basó en una novela de John Kennedy Toole y se desarrolló en el sur profundo de Estados Unidos. The House of Mirth, estrenada en 2000 y protagonizada por Gillian Anderson, es una adaptación del clásico de Edith Wharton.

The House of Mirth ganó el premio a la mejor película británica de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas. Su último largometraje de Benediction, estrenado en 2021.