julio 13, 2024

Estancias Madrid Central | Madrid

Estancias Madrid Central |  Madrid

El pasado 11 de mayo conocimos la decisión del Tribunal Supremo de ratificar la sentencia del Tribunal Supremo de Madrid que volcó la zona de bajas emisiones aprobada por nuestro gobierno, el gobierno de Manuela Carmena.

Se había conseguido el objetivo perseguido por el entonces portavoz del PP en el ayuntamiento, Martínez-Almeida. Madrid Central estuvo a punto de desaparecer y, con ello, también las APR (Áreas de Protección Acústica) aprobadas en los mandatos de Gallardón y Botella, como todos subsumidos dentro del propio MC.

Sin embargo, la cultura de la movilidad en la capital ha cambiado sustancialmente desde que Almeida interpuso este recurso y Madrid Central demostró su eficacia, reduciendo el tráfico en el centro de la ciudad en un 25% y en un 10% en toda la ciudad. Consciente de ello, y sin duda presa de la multa que amenaza desde Bruselas a quienes superen los niveles de contaminación atmosférica, el actual gobierno municipal se apresuró a anunciar que, antes del plazo para hacer cumplir la sentencia, presentará una nueva ordenanza que incorpora el tráfico. límites en el centro establecidos por Madrid Central.

A la espera de conocer el texto final, ya sabemos que la zona de bajas emisiones se mantiene tal y como la hemos configurado, con la única diferencia de que ahora se permite el acceso a los comerciantes del Distrito Central en las mismas condiciones que ya tienen los vecinos. . Esta situación, que en la actualidad está ocurriendo, no altera los dos principales objetivos que hemos perseguido con MC: evitar que los automóviles crucen la ciudad por el centro y limitar, en base a criterios ambientales, el acceso vehicular al centro a quienes no vive ni trabaja allí.

De mantenerse así, se abre un período de negociación política para llevar a cabo la ordenanza, que debe ser aprobada por mayoría en el Pleno de la Ciudad. Una ordenanza claramente insuficiente para abordar los retos medioambientales de Madrid, pero sin su aprobación, el centro de Madrid desaparecerá y nuestra ciudad retrocederá décadas en políticas de restricción de tráfico. La extrema derecha de Vox espera con impaciencia este escenario y, por lo tanto, anticipó su rechazo a la ordenanza.

Más Madrid, por su parte, se ha adherido a esta posición, al igual que al votar en contra de la ley 7/2021 sobre cambio climático y transición energética en el Congreso de los Diputados. Norma que, hay que recordar, determina el establecimiento de Zonas de Baja Emisión al 2023 para los municipios de más de 50.000 habitantes.

No estamos a favor de este tipo de frivolidades cuando están en juego la salud y la calidad de vida. Tampoco respetar intereses partidistas o electorales. Madrid no puede ser la primera ciudad en perder una zona baja en carbono y no permitiremos que eso suceda. Almeida tuvo que rectificar. El centro de Madrid permanece.

Marta Higueras, José Manuel Calvo, Luis Cueto, Felipe Llamas son Concejales del Ayuntamiento de Madrid

Registrate aquí a nuestro boletín diario de Madrid.