marzo 1, 2024

La UE insta a las personas de riesgo a vacunarse contra la gripe y el Covid

A medida que se acerca al invierno, la Oficina Regional de la OMS para Europa, la Comisión Europea y el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) lanzan un mensaje claro y urgente: las personas que siguen sin protección contra la gripe estacional y la gripe por Covid-19 —especialmente las más vulnerables y en situación de riesgo— deben aceptar cualquier oferta de vacunación para prevenir o mitigar el impacto de estas infecciones respiratorias que circulan conjuntamente.

Las temporadas de otoño e invierno del año pasado fueron impredecibles. El invierno pasado, los efectos acumulados de la gripe, el Covid-19 y el virus respiratorio sincitial (VRS) afectaron sobre todo a los más pequeños y a los más mayores.

Las salas pediátricas y de cuidados intensivos sufrieron las consecuencias, y se observó un exceso de mortalidad. La UE apunta que, aunque el panorama pueda parecer tranquilo ahora, «este otoño debemos trabajar juntos para prevenir el exceso de mortalidad protegiendo a los más expuestos de nuestras comunidades: las personas con comorbilidades, los inmunodeprimidos, los ancianos y las mujeres embarazadas«.

Los grupos vulnerables, en el punto de mira

Más del 90% de las muertes notificadas por Covid-19 corresponden a personas de 65 años o más. Sin embargo, los datos que la OMS ha recibido de sus 53 Estados Miembros muestran que menos de dos tercios (63%) de este grupo ha recibido una primera dosis de refuerzo de la vacuna Covid-19 y, lo que es preocupante, sólo el 29% ha recibido la segunda.

Pero más que conocer cuántas dosis de vacuna se han administrado en total, la OMS apunta que importante saber cuándo recibieron su última dosis las personas y grupos vulnerables, información que «ayudará mejor a los países a medir y seguir la cobertura y eficacia de la vacuna».

Dosis adicional para ancianos o embarazadas

La OMS recomienda que a los grupos prioritarios, incluidos los ancianos, los inmunodeprimidos y las embarazadas, se les ofrezca una dosis adicional entre 6 y 12 meses después de la última, en función de su nivel de riesgo.

«El Covid-19 y la gripe siguen siendo enfermedades graves, sobre todo para los más vulnerables, incluidas las personas que no han completado sus cursos de vacunación», ha declarado el Dr. Hans Henri P Kluge, Director Regional de la OMS para Europa.

El llamamiento a vacunarse también se aplica a los profesionales sanitarios, que están más expuestos al riesgo de infección y deben proteger a sus pacientes. Los trabajadores sanitarios deben completar su serie primaria de vacunación COVID-19 si aún no lo han hecho, y si cumplen los requisitos, recibir una dosis adicional antes del invierno.

«La vacunación sigue siendo nuestra herramienta más eficaz. Es crucial que se pongan en marcha campañas de vacunación específicas para llegar a las personas de riesgo antes de la temporada de invierno», explicó Stella Kyriakides, Comisaria Europea de Salud y Seguridad Alimentaria.

Medidas para protegernos de las infecciones respiratorias

Desde la OMS apuntan que hay medidas sencillas que todos podemos adoptar para protegernos y proteger a los demás de las infecciones respiratorias este otoño e invierno, como garantizar una buena higiene respiratoria mediante el uso de mascarillas en caso de malestar, toser en el codo o en un pañuelo de papel, permanecer en casa si se está enfermo y una ventilación adecuada en espacios cerrados.

Junto con la vacunación, estas medidas pueden ayudar a mantener bajas las infecciones y reducir la carga del sistema sanitario este otoño e invierno.