julio 13, 2024

Andalucía: Juan Espadas dice que lo primero que hará cuando presida el consejo es desarrollar la ley andaluza de la memoria | Andalucía

Andalucía: Juan Espadas dice que lo primero que hará cuando presida el consejo es desarrollar la ley andaluza de la memoria |  Andalucía

«Lorca fueron todos». Esta es la frase que está grabada en un pequeño monolito de hormigón en una curva de la carretera entre Alfacar y Víznar (Granada), donde, en la madrugada del 18 de agosto de 1936, fue fusilado el poeta granadino, junto al maestro Dióscoro. Galindo y los banderilleros Francisco, Galadí y Joaquín Arcollas. A 85 años de su asesinato, Federico García Lorca se ha convertido en el símbolo de las miles de personas que siguen desaparecidas, enterradas en alguna cuneta o en las fosas comunes abiertas durante la Guerra Civil y el franquismo. A veinte kilómetros, en el Albaicín de la capital granadina, esta mañana el PSOE le ha rendido homenaje a él y a la vigencia de su legado y ha defendido la importancia del proyecto de ley de memoria democrática que debe debatir el Parlamento. En ese acto, Juan Espadas, el nuevo secretario de los Socialistas Andaluces, prometió que si logra convertirse en primer ministro, lo primero que hará es desarrollar el gobierno de Andalucía 2017.

«Esto será lo primero que hará el gobierno en funciones cuando gane las elecciones». Con estas palabras Espadas, en su primer acto oficial al frente del PSOE-A, prometió dar prioridad al desarrollo de la Ley de Memoria Democrática e Histórica de Andalucía, cuyo desarrollo normativo quedó paralizado por la llegada del nuevo Ejecutivo y Ciudadanos del PP. Espadas fue franco en su reprimenda al gobierno encabezado por Juan Manuel Moreno. «Los valores por los que trabajamos, igualdad, justicia, reparación, dignidad, son los que comparte la mayoría de la sociedad, y si los compartimos, ¿por qué los llevamos a cabo?», Preguntó Espadas, aludiendo a la inercia bipartidista en términos de memoria histórica, que antes había cuestionado directamente: «Habrán tenido tiempo de elaborar la Ley de la Memoria Democrática, de la que ciertamente se abstuvieron».

Este desarrollo de la ley de memoria andaluza tiene como hito fundamental la regulación de símbolos y actos contrarios a la memoria histórica y democrática de Andalucía, norma que el anterior gobierno socialista dejó concretada en forma de decreto, a falta de aprobación. por el partido. del consejo asesor. Según los expertos, son estas normas las que permitirían exhumar los restos del general golpista Queipo de Llano de la basílica de La Macarena, en Sevilla. Con la llegada a la concejalía de PP y Ciudadanos, se decidió sustituir el decreto por una ordenanza, con la premisa de que su tramitación sería más rápida. El nuevo texto reglamentario se publicó el 21 de julio de 2020 -un año y medio después de su toma de posesión- y solo prevé la creación de un comité técnico, cuyos nombres aún no han sido revelados.

El propio Espadas se refirió a la ausencia del desarrollo normativo de la ley andaluza de la memoria: “A falta de normativa, la ley estatal permitirá que uno de los mayores delincuentes salga de donde está. Por ese olvido, no por Federico [García Lorca]». No solo el reglamento de símbolos está pendiente de aprobación. Para que la ley andaluza tenga plena vigencia es necesario sustentar el decreto de creación del Registro de entidades de memoria histórica en Andalucía, el decreto que regula el censo de víctimas, el de recuperación de las víctimas de la la guerra y el franquismo en fosas comunes o la creación del Instituto de Memoria Democrática de Andalucía.

El procedimiento del Colegio ha sido criticado por las asociaciones conmemorativas, que atribuyen a una clara concesión a las solicitudes de Vox, el apoyo parlamentario del bipartidista, que en su convenio de investidura solicitó la sustitución de la Ley de Memoria Histórica por una de Concordia. El Consejo creó la figura del Comisionado de Concordia, designado en pleno y cuyas funciones y atribuciones no se han detallado.

Disminución de presupuesto

Desde que asumió la alcaldía de Sevilla, la memoria histórica ha sido una de las prioridades de Espadas. Fue su interés por iniciar los trabajos de exhumación del sepulcro de Pico Reja, en el cementerio de San Fernando, lo que le llevó a llegar a un acuerdo entre las cuatro administraciones implicadas: la municipal, la Diputación, la Giunta y el gobierno central. , para financiar la obra. El líder de los socialistas andaluces destacó el desinterés del gobierno regional por promover nuevas exhumaciones. En lo que va de esta legislatura, el Ejecutivo ha actuado solo en nueve tumbas, cuya financiación ya se había comprometido en 2018. La única partida presupuestaria para desenterrar aprobada en los últimos años fue para la intervención en Pico Reja – 265.000 € en tres años, para 2021 , Se registraron 80.000, cuyo convenio con el resto de instituciones públicas se firmó en 2017.

Las voces destinadas a la memoria histórica, que ya declinaban desde que llegó al poder el nuevo gobierno, se vieron afectadas por los efectos de la pandemia. El presupuesto de 2019 ascendió a aproximadamente 1,6 millones, 100.000 euros menos que las cuentas del año anterior. La de 2020 fue de 1.597 millones, pero se redujo a 1,1 por el coronavirus. Este año, de casi 1,4 millones, representa un descenso respecto a lo inicialmente estimado para el año pasado, siendo el rubro más bajo entre los entregados desde que el PP y C se incorporaron al Consejo de Administración.

A finales de julio, el Gobierno recibió del Estado unos 508.000 euros para la investigación, localización, exhumación y dignidad de las fosas comunes de represalias durante la guerra civil y el régimen franquista, de las que 428.000 se destinarán exclusivamente a exhumaciones. Además, los Municipios, a través de la Federación de Municipios y Provincias, recibieron 462.000 euros. En este sentido, y en su línea de defensa del municipalismo, Espadas defendió la labor de los gobiernos locales en la identificación y exhumación de tumbas y remoción de símbolos. Su propio consistorio, como él mismo tuvo la tarea de destacar, está acabando de quitar los últimos vestigios de lápidas vinculadas al franquismo.

«Cuando hablamos de memoria, hablamos de dignidad y esa dignidad es lo que quiere Andalucía», subrayó Espadas en sintonía con Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, Relaciones con los Tribunales y Memoria Democrática de España y que firmó el proyecto de ley de la memoria. en su discurso, que en su homenaje a Lorca defendió el proyecto de ley en la memoria del Estado. «Nos ayudará a saber lo que fuimos, entender lo que somos y decidir lo que queremos ser», dijo. Bolaños destacó que el objetivo principal de la norma es «cerrar heridas» y evitar que una familia sufra el doble dolor de no saber dónde están enterrados los restos de las víctimas. El ministro socialista recordó que Lorca «es un desaparecido» e insistió en que la ley «es imprescindible». «Cualquier demócrata debe estar a favor», enfatizó.