julio 25, 2024

Calviño abre la mano a un nuevo aumento del salario mínimo en 2021 | Economía

Calviño abre la mano a un nuevo aumento del salario mínimo en 2021 |  Economía
La vicepresidenta de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño, el 17 de agosto en Cádiz.Nacho Frade / Europa Press

La coartada del ala socialista del gobierno para mantener congelado el salario mínimo interprofesional (SMI) en 2021 se cubrió con una necesaria consolidación de la recuperación económica que habría apoyado un nuevo aumento. En los últimos meses, los principales indicadores financieros españoles dibujan un escenario mucho mejor de lo esperado ―el ministro Escrivá ha pronosticado un aumento de 80.000 nuevos pagadores de la seguridad social el martes durante agosto― y el colchón, según United Podemos, ya está bastante hinchado.

Contenido del Artículo

MÁS INFORMACIÓN

Aunque todavía no se ha abordado con firmeza una nueva subida del salario mínimo -actualmente fijado en 950 euros en 14 cuotas-, voces inicialmente a favor del congelamiento como las de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, que va acompañada de la ministra. de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, y el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya han comenzado a dar forma a su discurso.

«Estamos en un momento de gran incertidumbre y nuestra prioridad es promover la recuperación económica y la creación de empleo», dijo Calviño a principios de julio. “La creación de empleo y la mejora de las condiciones laborales es sin duda la combinación más poderosa para tener una recuperación económica que también reduzca las desigualdades que estamos arrastrando y para tener un modelo de crecimiento más inclusivo, sustentable y sustentable. Justo ”, volvió a asegurar el martes de esta semana en Cádiz.

Una posición que dos días después, en una entrevista en Antena 3 este jueves, aprobó asegurando que «todas las organizaciones pronostican que España en 2022 recuperará el nivel de producto interior bruto (PIB) anterior a la pandemia» y que, por ello, acertó Confía en que este repunte «permitirá recuperar cuanto antes la senda de aumento del salario mínimo que impulsa el Gobierno desde junio de 2018».

El Gobierno ha pospuesto la valoración de un nuevo incremento del SMI para después del verano -que en los últimos cinco años ha aumentado en 242 euros y los buenos datos de los meses de junio, julio y agosto- especialmente los referidos al empleo gracias a la salida de miles de trabajadores de ERTE – han aportado argumentos a la bancada Unidos Podemos para llevar a cabo el que es uno de sus principales caballos de batalla, y fuente del extraño enfrentamiento dialéctico entre los miembros de los dos partidos que componen el gobierno. De hecho, el objetivo del salario mínimo de alcanzar el 60% del salario medio en España a lo largo de toda la legislatura es uno de los aspectos más destacados del acuerdo de coalición.

La evolución del empleo en España durante los últimos tres meses, las perspectivas para este mes de agosto, que es de creación de empleo y mejora de la afiliación a la seguridad social en términos desconocidos desde hace muchos años, deja sin disculpas al Gobierno por afrontar la subida del SMI en este año 2021 ″, dijo Unai Sordo, secretario general de la CC OO.

Voces opuestas

Si bien el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, pidió «más cautela» antes de decretar un nuevo aumento, en el entendido de que ello perjudicaría la creación de empleo y por ende a los jóvenes -uno de los colectivos más afectados por la pandemia-. el grupo de expertos decretado por Travaglio ya ha elaborado una hoja de ruta para lograr este incremento en los años restantes de legislatura. Su informe indica que habría que incrementarlo entre 62 y 97 euros hasta 2023, lo que supondría un nuevo incremento de entre el 6,5% y el 10,2% frente a los 950 euros actuales.

La mejora en el horizonte económico -sin olvidar que los últimos datos hacen referencia a los meses de verano, un período históricamente bueno para el empleo- también contribuyó a la llegada esta semana del primer traspaso de los fondos europeos, de 9.000 millones de euros, lo que representa 13 % de los esperados. Hablando de este traspaso, Calviño aclaró que no se trata de dinero «caído del cielo», y valoró la actuación de la Unión Europea, «muy diferente a la llevada a cabo en la anterior crisis financiera». Además, aseguró que España «ha jugado un papel importante en Europa al dar esta respuesta».