septiembre 26, 2022

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Covid vuelve a sumir a América Latina en la pobreza

Covid vuelve a sumir a América Latina en la pobreza

Una mujer recibe la vacuna en Ecatapec, México, el 23 de febrero.
EFE

La ONU asegura que la pandemia ha llevado a la pobreza a 22 millones de personas en la región. La tasa total supera los 200 millones.

En tan solo un año, América Latina ha perdido todos los avances que, paso a paso, ha logrado hacer en las últimas décadas en la lucha contra la pobreza. Los últimos datos proporcionados por la CEPAL (el organismo de Naciones Unidas que analiza la situación económica en América Latina) ofrecen un panorama desolador: el PIB per cápita ha vuelto a los niveles de 2010, por lo que la región

enfrenta una nueva década de pérdidas, como la de 1980 a 1990. Socialmente, este retroceso ha provocado un aumento sin precedentes de la pobreza y la desigualdad, según la CEPAL en su último informe sobre la situación económica y social de la región. en el contexto de la pandemia Covid-19 (Panorama social de América Latina 2020). El año pasado, la crisis del coronavirus llevó a la pobreza a 22 millones de latinoamericanos; son los nuevos pobres, personas que han logrado ubicarse cerca de la clase media pero que han perdido su trabajo o sus negocios y que han visto reducidos drásticamente sus ingresos. El año pasado, la tasa de pobreza alcanzó el 33,7% de la población y la tasa de pobreza extrema se situó en el 12,5%, niveles que no se han observado en los últimos 12 y 20 años respectivamente. El número total de personas que viven en la pobreza ha aumentado a 209 millones; De esta cifra, 78 millones se encuentran en extrema pobreza, o sea 8 millones más que en 2019. «Ocho de cada diez latinoamericanos son vulnerables, por eso necesitamos avanzar en los sistemas de protección social universal», dijo Alicia Brcena, Secretaria Ejecutiva de la Cepal durante la presentación del informe el pasado jueves. La pandemia no solo ha llevado a millones de personas a la pobreza, sino que también ha aumentado aún más las desigualdades y los problemas estructurales que ya arrastraba la región antes de esta crisis; por ejemplo, el exceso de trabajo precario, el crecimiento económico insuficiente, la falta de mecanismos de protección social o la enorme brecha de género que existe entre hombres y mujeres tanto en términos laborales como salariales. Según el informe, los gobiernos latinoamericanos adoptaron un total de 263 medidas de protección social de emergencia el año pasado, alcanzando casi el 50% de la población (326 millones de personas). Sin estas medidas, la CEPAL considera que «la incidencia de la pobreza extrema habría alcanzado el 15,8% de la población y la de la pobreza habría alcanzado el 37,2%. La pandemia provocó una contracción económica en la región en 2020 del 7,7% y un desempleo regional». tasa del 10,7%, lo que representa un incremento del 2,6% con respecto a 2019. El organismo cree que este año habrá un repunte del 3,7%, lo que no servirá para cancelar el Además, la CEPAL prevé que la región tardará varios años para recuperar los niveles prepandémicos Los escenarios más optimistas sugieren que el punto de inflexión no se producirá hasta 2024.

Crisis de salud

A la crisis económica, social y política en América Latina se suma el desafío de salud de proteger la salud de sus ciudadanos. El coronavirus ya ha infectado a más de 21 millones de latinoamericanos y ha matado a 700.000 personas. La región alberga al 8,4% de la población mundial; sin embargo, registró el 27,8% de las muertes. La causa de esta falta de proporcionalidad no es otra que la situación de hacinamiento en la que viven muchas personas, en zonas sin servicios básicos y sistemas de salud eficientes. Si bien hay países, como Chile, que también lideran la vacunación en todo el mundo (el 18% de su población ya ha sido vacunada), hay otros, como Guatemala, Paraguay o El Salvador, donde se han vacunado. pocos miles de personas. . Durante la presentación del informe, Brcena se quejó de que la región no logrará este año la inmunidad colectiva y pidió a los países desarrollados que dejen de almacenar vacunas y apuesten por la colaboración internacional. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) comparte el pesimismo de la CEPAL sobre la recuperación en América Latina. El presidente de la institución, Mauricio Claver-Carone, aseguró la semana pasada, durante una entrevista con Efe, que la región se encuentra «en una situación sin precedentes». Claver-Carone también señaló que existen otros factores además del coronavirus que están dañando severamente la economía latinoamericana. Uno de ellos es que América Latina y el Caribe ha experimentado «la peor temporada de huracanes en los últimos 50 años». Otro tiene que ver con los movimientos migratorios internos, especialmente de venezolanos que han abandonado su país por las duras condiciones de vida. El director general del banco de desarrollo comparó la situación de estos migrantes venezolanos con la de los refugiados sirios y destacó que este problema está afectando a todos los países del entorno.

Para seguir leyendo gratis