septiembre 29, 2022

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

El beneficio de Eletrobras cayó un 43% en 2020

El beneficio de Eletrobras cayó un 43% en 2020

La estatal brasileña Eletrobras, la mayor eléctrica de América Latina y que se encuentra en proceso de privatización, logró una utilidad neta de 6.387 millones de reales (1.165 millones de dólares) en 2020, un 43% menos que en 2019.

El resultado estuvo influenciado por el peor desempeño en el segmento de generación, con cierres no programados de algunas de sus plantas, y por el aumento de las provisiones, la mayoría por imprevistos legales, según el presupuesto divulgado esta mañana.

En el último cuarto trimestre, las ganancias mostraron una disminución similar del 44% en comparación con el mismo período en 2019 y se ubicaron en 1.269 millones de reales ($ 231 millones).

En un año marcado por la pandemia del coronavirus, el margen bruto operativo (EBITDA) cayó un 9% en 2020, hasta los 10.487 millones de reales (1.913 millones de dólares).

El ingreso bruto de Eletrobras, que opera en el mercado de generación, transmisión y comercialización de energía eléctrica, fue de 35.228 millones de reales (6.430 millones de dólares) el año pasado, un 1% menos que en 2019.

Las inversiones de la compañía en 2020 ascendieron a 3.122 millones de reales ($ 570 millones), una disminución del 6% en comparación con el año anterior.

Eletrobras también redujo el número de empleados en un 4,3% y cerró 2020 con una plantilla de 12.527 empleados.

La deuda neta de la eléctrica se situó en 20.335 millones de reales (3.710 millones de dólares) el pasado mes de diciembre, un 3% menos que en el mismo mes de 2019.

Eletrobras se encuentra en medio de un tortuoso proceso de privatización que se prolonga desde 2016 como parte de un plan de venta de activos estatales para reducir el gran déficit fiscal del país.

El gobierno de Jair Bolsonaro no pudo completar la venta de la empresa en 2019 y no pudo hacerlo en 2020 debido a la crisis del coronavirus.

El mes pasado, el mandatario entregó personalmente al Congreso una nueva propuesta que abre la puerta a la privatización de Eletrobras a través de un proceso de capitalización para que los accionistas privados puedan controlar la empresa.