julio 13, 2024

El primer avión con refugiados afganos aterriza en Torrejón a las 4.30 horas | España

El primer avión con refugiados afganos aterriza en Torrejón a las 4.30 horas |  España

El primer avión del Ejército del Aire procedente de Kabul con refugiados afganos y personal de la embajada española en Kabul aterrizó hoy a las 4.30 horas en la base aérea de Torrejón. Llevaba 53 personas: cinco de ellas españolas. El resto, afganos que a lo largo de los años han colaborado con el gobierno español y sus familias. De hecho, había hasta una docena de niños entre los refugiados.

Nada más bajar del avión, los pasajeros de este primer vuelo se dirigieron a un hangar especialmente equipado donde médicos y enfermeras realizaron una prueba de antígeno en todos ellos. Posteriormente, todos tuvieron que registrarse y solicitar asilo. Durante las primeras 72 horas, como máximo, permanecerán en una estructura instalada en la base. Luego, poco a poco, se irán distribuyendo por los centros de acogida de la red estatal por toda España o, en el caso de familias, en apartamentos estatales.

Los cancilleres, Juan Manuel Albares y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, recibieron a los viajeros en la pista de aterrizaje de la base aérea. Albares comentó luego que quedan muy pocos españoles en Afganistán, a excepción del embajador y algunos funcionarios. «Sólo el personal indispensable para coordinar la evacuación de los colaboradores afganos restantes», agregó. Al respecto, sin dar números ni nombres ni lugares por motivos de seguridad, explicó que el Gobierno está haciendo «todo lo posible» para traer a España a todas las personas que han trabajado con el Ejecutivo. Pero no es sencillo. Los traductores y colaboradores afganos se encuentran ahora escondidos y no pueden acceder al aeropuerto. El ministro es consciente: “No controlamos el aeropuerto de Kabul, que se ha convertido en un verdadero cuello de botella. Pero haremos todo lo posible para traer a todo el mundo a España ”, ha asegurado. Algunas fuentes aumentan esta cifra entre 500 y 600.

El ministro Escrivá, por su parte, anticipó que los refugiados estarán, durante al menos seis meses, bajo la protección absoluta del Estado, que se les enseñará español y se les «ayudará a integrarse». “Pasadas las primeras horas, haremos perfiles detallados de cada refugiado para facilitar su integración”.

Mientras los ministros hablaban en el hangar, los refugiados, incluida una mujer con burka, fueron examinados para detectar antígenos. Cuando tuvieron un momento miraron, un poco aturdidos y cansados ​​por el viaje, la primera imagen que les da del país en el que vivirán a partir de ahora.