mayo 13, 2022

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Henrique Capriles: «Lo importante no es a qué oposición sirven en Bruselas o Washington, sino hacia dónde vamos» | Internacional

Henrique Capriles: "Lo importante no es a qué oposición sirven en Bruselas o Washington, sino hacia dónde vamos" |  Internacional
Henrique Capriles, en una imagen de marzo de 2019, en Caracas (Venezuela).
Henrique Capriles, en una imagen de marzo de 2019, en Caracas (Venezuela).Rayner Peña / EFE

El ex candidato presidencial y líder opositor Henrique Capriles (Caracas, 48), cree que Venezuela enfrenta su mejor oportunidad en años. El ex gobernador de Miranda multiplica un mensaje en dos direcciones. Uno afuera, pidiendo a la comunidad internacional que participe como observadora en las elecciones regionales que el chavismo acaba de convocar para noviembre. Otro dentro de la oposición, especialmente en los círculos cercanos a Juan Guaidó, para que se abra a la participación de los partidos de oposición en el proceso electoral. Capriles argumenta, en una entrevista en video desde Caracas este viernes, que la estrategia actual, de un presidente interino sin poderes en la política interna a pesar del apoyo internacional, ha permitido al chavismo y Nicolás Maduro retener su poder y ha debilitado a la oposición.

Pregunta. ¿Cuánto has tenido que ver con las últimas concesiones y gestos del chavismo?

Respuesta. No estoy en Madrid, estoy en Caracas en tierra. No nos quedemos en una retórica, en un buen discurso que suena muy bien, pero que al final no se traduce en nada para la gente. Lo que buscamos aquí son soluciones y que el país comience a recuperar su democracia, a recuperar su institucionalidad. El año pasado estuvimos cerca, pero aunque no se haya logrado, eso no significa que estemos tirando la toalla, seguimos buscando una solución política consensuada. Parece que Maduro también está barajando bien sus cartas. Que se logra con el nuevo Consejo Nacional Electoral [CNE], que yo diría que es el menos malo en 22 años porque en Venezuela todas las instituciones tienen una carga de desconfianza, es un paso entre muchos que hay que dar. El objetivo no es crear un nuevo CNE ni elecciones autonómicas, pero creo que son importantes porque son una oportunidad para recuperar el voto y la vía electoral, que se está destruyendo. Los venezolanos en nuestro ADN tienen el voto. Tienes que ser el protagonista de las decisiones.

pag. ¿Por qué crees que podría ser diferente ahora de lo que era hace unos meses?

R. Por qué [Donald] Trump se ha ido. Pasamos tiempos muy complejos porque la política estuvo muy influenciada por esa administración. Temas como el Programa Mundial de Alimentos han abierto un enfrentamiento durísimo entre quienes piensan que servir un plato de comida significa darle oxígeno a Maduro y quienes piensan que servir un plato de comida es para que un venezolano no pase hambre. Se ha engañado a la gente diciendo que si la gente come o si la gente tiene medicinas que le den oxígeno a la dictadura. No, esto le da oxígeno al pueblo venezolano.

Más información

pag. ¿Es muy difícil decir que hay una industria que lo piensa así?

R. Cuando preguntan por qué los oponentes están tan divididos, les digo que hay problemas fundamentales. Para mí, la política es cómo mejoramos la vida de las personas. En la medida en que el tejido social se debilita, Maduro no se debilita, la gente se debilita. Maduro no se quedará sin gasolina, alimentos y medicinas. Cuando Trump estuvo allí, plantear estas cosas fue un desafío político hacia Venezuela y creo que lo mismo le pasó a Europa. Nadie quiso abordar la política de Trump. Para mí, como venezolano en Venezuela, su gestión no significó nada, solo funcionó para que Trump ganara políticamente en Florida. El hecho de que no lo sea cambia radicalmente la posibilidad de generar algún tipo de solución con racionalidad.

pag. ¿Qué papel debe jugar la comunidad internacional a partir de ahora?

R. La comunidad internacional juega un papel muy importante porque no hay recuperación económica sin restablecer las relaciones con Occidente. Creo que Maduro tiene personas a su alrededor que piden soluciones económicas y sociales. Por eso hace gestos que pueden comenzar a abrir las puertas de una discusión sobre un acuerdo, una solución política, que permitirá recuperar la democracia. La estrategia maximalista del todo o nada, que ha terminado fracasando, nos abre la puerta para generar un progreso progresivo. Estoy poniendo todos mis esfuerzos para que la gente pueda empezar a ver la luz en el túnel y para que la comunidad internacional también se sienta animada a seguir empujando en la dirección correcta. No creo que vaya en la dirección correcta.

pag. ¿Qué papel está jugando España?

R. Veo una España comprometida con la resolución de la crisis venezolana. No tengo por qué estar mal por eso, ni estoy políticamente alineado con un partido u otro en España.

pag. ¿Por qué debería creerse a Maduro ahora?

R. No se trata de creerle a Maduro. ¿Y por qué creer también en la oposición? Existe un problema generalizado de desconfianza. La cuestión política ha perdido mucho interés en Venezuela. El liderazgo está completamente agotado. Hay que verlo para creerlo. No le creí al CNE hasta que lo vi. A medida que recuperamos la institucionalidad, la gente volverá a creer. La gente no nos cree a Maduro ni a nosotros ahora. El nombramiento del CNE es un hecho que mueve al concejo. Cual es el siguiente paso? Lo construiremos, pero no podemos seguir con la retórica que parece ser en 2019. Ese plan está agotado.

pag. ¿Existe la posibilidad de que se logre la unidad entre las oposiciones en este nuevo horizonte que se abre?

R. La unidad es muy importante, pero la unidad no es un fin, es un medio para el éxito. La unidad de oposición en Venezuela siempre ha sido electoral y tuvo una expresión exitosa en 2015. Pero hay que tener un camino y un plan realistas, que no es jugar al gobierno, porque o tienes el poder o no. . No puede ser gobierno y oposición. Maduro usurpa el poder, pero tiene poder. Estados Unidos no decide quién tiene el poder, decidimos los venezolanos. Suscribo plenamente una declaración de la secretaria de Estado, Cristina Gallach, a quien conocí en Caracas, según la cual España no tiene un cargo de tutela sobre Venezuela. Muy bien. España o cualquier otro país del planeta no debería tenerlo. España no elige quién es la oposición ni quién es el gobierno.

pag. ¿Qué le pediría a Europa ahora mismo?

R. Que cuando llega el primer proceso electoral hay una observación internacional. Esto es lo que certificará y dará más credibilidad a las elecciones para fortalecer la vía electoral en Venezuela, que es el camino en el que creemos la mayoría de los venezolanos.

pag. ¿Considera a Juan Guaidó el líder de la oposición en este momento?

R. Hay una crisis de liderazgo dentro de la oposición. Pero para mí ahora mismo lo que importa no es quién recibe una respuesta por teléfono en Bruselas o Washington, es decir, para simplificar la política venezolana y la crisis. Creo que lo relevante aquí es hacia dónde vamos. Siempre que queríamos comernos al elefante de un bocado, ni lo comíamos ni lo veíamos. Y esto ha generado un debate dentro de la oposición. El argumento de la oposición no puede ser quién es el líder o quién es el de la foto. Aquí hay personas que se mueren de hambre.

pag. ¿En qué debería basarse la estrategia de la oposición?

R. La gente se engañó cuando se les dijo que todas las opciones estaban sobre la mesa. Aquí nunca se planteó una solución de fuerza, sino que se avivó ante la frustración del pueblo. Con discursos de que era posible una invasión militar a Venezuela, que en cualquier momento un ejército estadounidense sacaría a Maduro del poder. Fue mentira y la gente se engañó. El problema era fundamental, de cómo visualizamos la política en Venezuela y la solución. Aprendemos de nuestros errores, aprendemos de las experiencias que han tenido otros países. Los partidos políticos existen para ganar elecciones, para luchar contra las elecciones.

pag. ¿Habéis hablado con Guaidó estos días?

R. Tenemos una reunión este fin de semana. He visto un punto de inflexión. Y lo celebro. «Tonto es el que no cambia de opinión», es una frase del político venezolano Teodoro Petkoff que apoyo plenamente. Mi política fue la que ganó para ganar la Asamblea Nacional en 2015, porque esa política que siempre fue, falló, no fue la política para ganar la Asamblea. Es cierto que los procesos electorales estaban decayendo, pero eso no significa que vayamos a derrotar al autoritarismo con otra posición autoritaria dentro de la oposición. No solo qué es importante, sino cómo. No podemos continuar de la misma manera. España no quiere seguir de la misma forma. [El presidente español] Pedro Sánchez no dirá que se equivocó, alguien en Estados Unidos no saldrá y dirá que se equivocó. La política es huérfana de sus fracasos. Pero la verdad es que esto no funcionó. Y nuevamente existe una posibilidad.

pag. ¿La estrategia actual ha fortalecido al chavismo?

R. No fortaleció al chavismo, debilitó a la oposición. El chavismo sigue donde está, pero la oposición ha perdido terreno. Este es el momento más crítico que hemos vivido en 22 años.

pag. Maduro habló de una negociación bajo la supervisión de la Unión Europea, el grupo de contacto y Noruega. ¿Es realmente así? ¿Una mesa donde están sentados Nicolás Maduro, Juan Guaidó, Henrique Capriles?

R. Hablar con Maduro no significa legitimar a Maduro. El oponente tiene el poder y si no hablo con el que tiene el poder, ¿cómo cambio lo que quiero cambiar? Esto solo es posible hablando, se golpea al otro. Quien crea que le dispararon, no me busque. Maduro ha entendido que la oposición no se rinde. También entendemos que Maduro no se rendirá. De hecho, estamos hablando de una negociación. No fue lo que se planteó hace un tiempo. Hace un tiempo te pidieron que eligieras el país al que querías ir, ¿qué incentivo tenía Maduro para negociar? Ninguno. Creo que existe la posibilidad. Hacemos más. Me gustaría seguir adelante y pedirle a Europa que deshoje la margarita para una observación en el primer proceso electoral en Venezuela.

Registrate aquí por Boletin informativo de EL PAÍS América y reciba todas las claves de información de la situación actual de la región.