julio 25, 2024

Sevilla, último tren a Lamela | Deportes

Sevilla, último tren a Lamela |  Deportes
Lamela se enfrenta a Ciss en el pasado Sevilla-Rayo Vallecano.DPA a través de Europa Press / Europa Press

Hoy tendré que mostrar todos los partidos ”. Así lo expresó Erik Lamela en su debut con el Sevilla anotando dos goles ante el Rayo Vallecano. A sus 29 años, el argentino afronta un momento crucial en su carrera. El Tottenham lo incluyó en la operación de fichaje de Bryan Gil (25 millones más el pase del centrocampista) y Monchi, el director deportivo del Sevilla, no planteó objeciones. Quizás porque era condición imprescindible para la selección inglesa fichar a los juveniles. También porque Monchi sabe que el Sevilla ha demostrado ser un escenario ideal para jugadores con problemas de recuperación.

“Ya ha pasado con gente como Luis Fabiano o con Banega más recientemente. El Sevilla es un lugar propicio para que este tipo de futbolista tome vuelo ”, aseguran en el propio club. Las mismas fuentes examinan el cariño que la entidad da a los jugadores que atraviesan procesos traumáticos. Este es el caso de Papu Gómez, que llegó en último lugar. mercado invernal de la temporada tras discutir con Gian Piero Gasperini, técnico del Atalanta. Lamela marcó dos goles ante el Rayo tras irse de descanso para sustituir a su compañero Idrissi. En 45 minutos había marcado los mismos goles en 31 partidos que la temporada pasada en el Tottenham (uno en el Premier League y una en la Copa de la Liga). «Los buenos futbolistas no se olvidan de jugar al fútbol. Es como andar en bicicleta», recuerda a menudo Monchi.

“Erik (Lamela) es un jugador que conocemos, con mucha calidad. Todavía le falta meterse en el ritmo del Sevilla y estamos todos en esto ”, dice Julen Lopetegui, que no dudó en darle la alternativa en la primera jornada del campeonato. Lamela tiene una larga trayectoria. En ese momento estaba una de las grandes promesas del fútbol argentino, hasta el punto de que el Barcelona se interesó por él para ficharlo e inscribirlo en sus categorías inferiores.Sus padres renunciaron a un contrato anual de 120,00 euros por un niño de 11 años. El salto al fútbol europeo no ocurrió Esto sucedió en 2011 luego del histórico descenso a Segunda por River Plate, el gran argentino donde Lamela se entrenó y dio sus primeros pasos.

Recarga de pacas

Lamela fichó por la Roma, donde deslumbró en sus dos primeras temporadas. En el segundo, 12-13, marcó 15 goles en 33 partidos de la Serie A. Formó un gran dúo con una leyenda como Totti (12 goles). Lamela luego dio el segundo gran paso de su carrera. Curiosamente, de la mano de Bale, que fichó por el Madrid ese verano de 2013 mientras Lamela llegaba al Tottenham a cambio de 30 millones de euros y para sustituir al galés.

Su primer año en Inglaterra está marcado por problemas de espalda que apenas le permiten rendir. Recuperado, se canta en las dos próximas campañas, sin marcar diferencia, como asumía su calidad. Pero el Calvario de Lamela no se detiene. Una lesión en la cadera lo obligó a someterse a una cirugía en dos ocasiones. Desesperado por no encontrar remedio a sus dolencias, incluso acudió al médico de Rafael Nadal, Ángel Ruiz-Cotorro, quien le recomendó una operación en Estados Unidos y una cura en Barcelona.

Lamela encontró en Sevilla el apoyo de un grupo de argentinos que mantienen la tradición de la selección andaluza en su compromiso con los jugadores de ese país. Acuña, Ocampos, Papu y Lamela defienden la bandera argentina de Sevilla. El recién llegado está dando grandes pasos en su adaptación. Festejó su gran primicia como sevillista comiendo jamón y bebiendo amigo. Una simbiosis cultural para un futbolista que, a sus 29 años, está dispuesto a tomar el último tren de su carrera deportiva.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en FacebookGorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.