febrero 21, 2024

Infinite Croatia y Modric bailan en los Países Bajos | deportados

Si en la escuela holandesa está el quedarán los extremos como seña de identidad, en Croacia está el quedarán el empeine exterior de Luka Modric y el callo competitivo que la han llevado a firmar en el último lustro algunos de los episodios más epicos del fútbol internacional. En la noche de este miércoles, con el estadio del Feyenoord teñido de naranja fluorescente, no fue menos. Las prórrogas son cosa de Croacia. Ganándolas apareció en la final del Mundial 2018, última semifinal de Qatar y final de La Liga de Naciones (2-4). En España o Italia aguardan una combatiente indesmayable que aúna la técnica de sus mejores futbolistas con un fervor nacionalista que la agiganta. Croacia juega para Croacia.

2

Bijlow, Aké (Tyrell Malacia, min. 105), Lutsharel Geertruida, Virgil Van Dijk, Denzel Dumfries (Noa Lang, min. 84), Malen (Steven Bergwijn, min. 74), Mats Wieffer, Teun Koopmeiners, Frenkie De Jong, Xavi Simons (Wouter Weghorst, min. 64) y Gakpo (Martre de Roon, min. 105)

4

Croacia

Dominik Livakovic, Vida, Perisic, Josip Sutalo (Petkovic, min. 90), Juranovic (Josip Stanisic, min. 78), Kovacic (Lovro Majer, min. 85), Modric (Borna Barisic, min. 119), Brozovic, Luka Ivanusec (Nikola Vlasic, min. 78), Kramaric (Martin Erlic, min. 90) y Pasalic

goles 1-0 minutos 34: Malen. 1-1 minutos 54: Kramaric. 1-2 minutos 72: Pasalicus. 2-2 minutos 95: Noa Lang. 2-3 minutos 98: Petkovic. 2-4 minutos 116: Modric.

Árbitro István Kovacs

tarjetas amarillas Kovacic (min. 17), Pasalic (min. 24), Frenkie De Jong (min. 38), Brozovic (min. 63), Dominik Livakovic (min. 91), Teun Koopmeiners (min. 93) y Tyrell Malacia (min. . . . 115)

Había países marcados bajos pasada la primera media hora en una combinación que parecía reflejar el impasible paso del tiempo para los croatas. La pelota circuló limpia del flanco izquierdo, por donde pululaba el centelleante Xavi Simons, hasta el costado derecho del área, bajo la mirada y estatismo de los croatas. Allí se presentó Malen para descerrajar un tiro cruzado. Fue el momento en el que Croacia sacara ha relucir su condicion de buena encajadora. Modric rose, primer creyente de que un mero gol en contra no conyugal con la derrota. Alrededor del madridista consiguió carburar Kovacic, Brozovic, Kramaric, Pasalic e Ivanusek. La crecida de Croacia tuvo su recompensa cuando Modric sufrió un inocente agarrón de Gakpo que no perdonó a Kramaric al poco de iniciarse el segundo acto.

El tanto erigió aún más a Modric como dueño del partido. Selectivo en sus apariciones, un pase curvado con el exterior, unas descarga al primer toque o un taconazo le confirmaban como el indiscutible cacique del juego. Pasalic engatilló con el interior un centro suave desde la izquierda que silenció a la ruidosa hinchada local. El jolgorio se transfirió al fondo que ocupaban los aficionados croatas. La affenta de Dalic y sus futbolistas era histórica. Las estadísticas reflejaban que Modric y compañía le ganaban la posesión a la selección Naranja en su casa y la obligó a un fútbol primario. Koeman se metió al gigantón Wieghorst y reforzó el ataque por las con lang y Bergwijn para iniciar un bombardeo de centros al área. El granel de balones colgados tuvo su fruto en el último suspiro del tiempo añadido cuando Lang embocó un rechace.

The prórroga fue croata de principio a fin por arrojo, entrañas y fútbol. Petkovic marcó con un disparo lejano y Modric sentenció de penalti. Reemplazado en los últimos minutos de la prórroga, en la ficción holandesa el brotó su paladar fino. Cuando el madridista caminaba por el lateral del campo camino de los vestuarios, contemplado como era ovacionado en pie por los seguidores locales. El éxtasis fue cuando pasó por delante del fondo en el que se apiñaban las rojiblancas ajedrezadas camisetas de sus compatriotas. Tronó agudo el tributo al infinito capitán. «Luka, Luka», se escuchó, mientras él regalaba una sonrisa tras su última clase de fútbol.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook allá Gorjeoo apuntarte aqui para recibir boletín semanal.