junio 17, 2024

¿Por qué subirá el precio de agua en Catalunya? Estos son los 4 motivos

La principal empresa distribuidora de agua en Catalunya, Aigües Ter-Llobregat (ATL), ha anunciado una subida del precio de la tarifa con la que se regula este servicio. A partir del próximo 1 de enero de 2024, el coste del agua subirá una media del 30% en un centenar de municipios catalanes. Esto podría traducirse en un incremento medio de un euro por persona y mes aunque, eso sí, el impacto final en cada usuario está aún por decidir.

Noticias relacionadas

¿Pero a qué se debe esta subida del precio del agua? Según explica David Vila Ligero, los costes en la producción y gestión del agua se han incrementado exponencialmente en los últimos años. En gran parte, fruto del avance de la sequía y la inflación, entre otras.  

Estas son las principales razones que han llevado al aumento del precio del agua en Catalunya

El primer elemento a tener en cuenta para entender este incremento en la factura es, cómo no, la escasez de recursos hídricos. Catalunya arrastra una falta crónica de precipitaciones desde hace dos años. En estos momentos, con unas reservas que apenas llegan al 21% de su capacidad, la Generalitat ha activado el estado de excepcionalidad en  gran parte del territorio catalán (y el de emergencia, el más grave de todos, en tres regiones). La escasez de recursos hídricos ha

Hasta hace unos años, la mayoría del agua que se utilizaba en Catalunya venía de la lluvia, los embalses y, en general, recursos naturales donde solo hacía falta captar el agua y depurarla. Pero en los últimos años, ante la falta de precipitaciones y la drástica bajada de las reservas hídricas, se han tenido que poner en marcha mecanismos alternativos para producir agua como es el caso, por ejemplo, de las desalinizadoras. 

El factor que más ha impulsado esta subida en el precio del agua es, sin duda, el incremento de las necesidades energéticas necesarias para obtener este recurso y, a su vez, el aumento del precio de la electricidad. Las dos desalinizadoras catalanas han pasado de operar al 25% de su capacidad hasta el 100% durante todo el año. Todo esto, a su vez, también se ha traducido en un incremento exponencial de la necesidad energética para obtener, depurar y distribuir el agua en Catalunya. En estos momentos se estima que la red catalana de gestión del agua es la segunda industria que más electricidad consume en toda Catalunya, tan solo superada por Renfe.

Hasta ahora, depurar un litro de agua de río costaba una media de 5 céntimos el metro cúbico. El agua desalinizada, por su parte, cuesta cerca de 30 céntimos el metro cúbico. Según cálculos de la distribuidora, poner las desalinizadoras a pleno rendimiento ha aumentado la factura de producción de agua más de 60 millones de euros. Esto también se explica por el aumento del coste de la electricidad, que ha subido al menos un 50% desde el pasado enero.

Otro de los factores que más ha incrementado el coste del agua en Catalunya es «el aumento del coste de los compuestos utilizados para purificar las aguas». Por un lado, según explican fuentes de la distribuidora, la escasez de recursos hídricos ha obligado a fortalecer aún más los mecanismos para purificar las aguas que llegan hasta los hogares y garantizar sus estándares de calidad. Por otro lado, además, se estima que debido a la inflación la factura de los reactivos se ha incrementado cerca de 40 millones en los últimos años.

Futuro de la crisis climática

La subida del precio del agua responde, además, a una cuestión mucho más estructural: el avance de la sequía que desde hace dos años ha puesto en jaque los recursos hídricos de Catalunya y que, en un futuro, amenaza con convertirse en un problema crónico. En este sentido, Vila explica que «esta nueva tarifa también refleja cómo muchos de los refuerzos que hemos activado en los últimos meses para hacer frente a la sequía pasan de ser algo puntual a algo mucho más estructural». A partir de ahora, por ejemplo, se dará casi por descontado que las desalinizadoras tendrán que trabajar a toda máquina y que hará falta mejorar la red de gestión de agua para optimizar el uso de este recurso.